Ansiedad

¿Qué es?

La ansiedad es una respuesta emocional (sentimiento de inquietud o malestar y síntomas corporales de tensión) que acompaña a la anticipación de un peligro o desgracia futura. Es una respuesta adaptativa y necesaria que ha permitido al ser humano sobrevivir.

 

Cierto grado de ansiedad puede ser positivo para lograr un buen rendimiento; sin embargo, un nivel elevado, ante la falta de amenaza real o cuando ocupa parte importante de nuestro tiempo, puede ser perjudicial e incapacitante para la persona.

¿Cómo se manifiesta?

Los síntomas que se desencadenan cuando valoramos que existe una amenaza (real o percibida) son de tres tipos:

  • Fisiológicos: tensión muscular, sudor, aumento de la frecuencia cardiaca, aumento de la frecuencia respiratoria, temblores, molestias gastrointestinales, etc.

  • Cognitivos: preocupación, miedo, inseguridad, dudas, pensamientos negativos, se acelera el pensamiento, se anticipan diferentes resultados de la situación.

  • Conductuales: evitación, huida o afrontamiento de la situación que produce la ansiedad. Comportamientos compusivos como fumar, comer, movimientos repetitivos (rascarse, mover los pies,…)

 

La mayoría de estos síntomas se originaron adaptativamente para hacer frente a situaciones en las que la supervivencia estaba amenazada: la tensión muscular nos prepara para la acción, el aumento de la frecuencia cardíaca lleva más sangre a los músculos y al cerebro, pensar más rápido nos ayuda a analizar la información, la preocupación sirve para buscar alternativas, el miedo nos pone en alerta. Sin embargo, en las personas que padecen un problema de ansiedad este repertorio se pone en marcha ante situaciones en las que la amenaza percibida no corresponde al ninel de activación fisiológica que la persona experimenta. Por ejemplo, salir de casa. De esta manera, un sistema que primitivamente fue adaptativo se convierte en desadaptativo para la persona que lo sufre. 

 

En cuanto a las respuestas conductuales hay tres tipos de formas de afrontamiento, en general:

  • La evitación consiste en prevenir la situación que nos provoca ansiedad. Por ejemplo, si tenemos miedo a conducir procuramos no coger nunca el coche e ir siempre de copiloto.

  • La huida se produce cuando nos encontramos en una situación que nos produce ansiedad y escapamos de ella, como por ejemplo, si nos dan miedo las multitudes y nos encontramos en un bar lleno de gente decidimos salir del lugar lo más rápido posible.

  • El afrontamiento es la estrategia que utilizamos cuando decidimos enfrentarnos a la situación que nos produce ansiedad. Por ejemplo, si tenemos miedo de hablar en público y en clase preguntan si alguien quiere leer un texto en voz alta, decidimos vencer nuestras resistencias y presentarnos voluntarios

¿Cuándo es un problema?

Cómo hemos comentado la ansiedad es una respuesta natural y necesaria. Entonces ¿por qué se convierte en un problema? cuando la ansiedad es muy elevada, se da frecuentemente, a lo largo del tiempo y además se generaliza, puede llegar a ser incapacitante para la persona que la sufre. En AyP Atención Psicológica y Psicoterapia te ofrecemos la posibilidad que un psicólogo en sevilla, psicologo sevilla, psicologos en sevilla, psicologo en sevilla, psicologia de parejas, terapia psicologica sevilla, psicologos Sevilla pueda ayudarte a manejar estos problemas psicológicos.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

© 2016 por AyP Atención Psicológica y Psicoterapia