Trastorno Obsesivo Compulsivo TOC

¿Qué es?

Este problema está formado por dos componentes: obsesiones y compulsiones. Las primeras son ideas, palabras o imágenes que tenemos de forma recurrente, que nos generan malestar y que no podemos ni evitar ni reprimir. Las compulsiones son una serie de conductas y/o pensamientos que realizamos para reducir un nivel de ansiedad elevado. Por lo tanto, el TOC es un problema que consiste en la aparición de ideas recurrentes que nos generan un malestar y ansiedad elevados y que para mitigarlo desarrollamos una serie de conductas que nos ayudan a que remita. Las obsesiones pueden ser el miedo a la contaminación, miedo a agredir a alguien o a nosotros mismos, de que las cosas tengan un orden determinado, de duda sistemática, etc. Estos problemas causan un sufrimiento intenso a quién lo padece y puede generar muchos problemas a los que rodean al paciente.

¿Cómo se manifiesta?
  • A nivel afectivo: ansiedad, inquietud, sensación de pérdida de control.

​​

  • Cognitivamente: imágenes o ideas recurrentes, sentimientos de culpa, inevitabilidad.

 

  • A nivel conductual: dependiendo de cual sea la obsesión se desarrollarán conductas diferentes: contaminación-limpieza, agresividad-apretar las manos o retirarse de la situación, orden-colocar lo desordenado, duda-revisar las acciones anteriores.

  • Socialmente: conflictos con las personas cercanas debido a la imposición de las compulsiones del paciente a quién le rodea, aislamiento, soledad

¿Cuándo es un problema?

Todas las personas tenemos "manías" como por ejemplo comprobar si el despertador funciona un par de veces, que los objetos de la mesa estén alineados, etc. sin que esto sea problemático. Cuando esas manías nos ocupan un tiempo excesivo, o somos incapaces de no hacerlas (aunque nos perjudique), cuando las personas que nos rodean empiezan a echarnos en cara nuestras "obsesiones" es el momento de acudir a un profesional. La mejor manera de saber si tenemos que buscar ayuda es: la siguiente vez que te sientas empujado a realizar una de estas manías, no lo hagas. si no te cuesta ningún esfuerzo no hay de que preocuparse, sin embargo si nos sentimos mal, nerviosos, incómodos deberíamos plantearnos consultar a un profesional. En el caso de que no seamos capaces de evitar realizar una compulsión, hay que ponerse en manos de un profesional de la salud mental lo antes posible.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

© 2016 por AyP Atención Psicológica y Psicoterapia