• www.aypsicologia.com

¿Celos yo? ¡Nunca!


Antes de nada nos gustaría deciros que no hay emociones buenas o malas, hay emociones sin más; lo que puede ser bueno o malo son las acciones. El juicio lo pone cada uno/a, lo que cada cual se permita sentir. Cuanto menor sea el permiso que nos concedemos, más difícil será descubrir qué hay bajo la emoción, qué parte de nosotros/as tiene una necesidad que no está siendo cubierta, en definitiva, aprender un poquito más sobre nosotras/os mismas/os.

Por otro lado, queremos citaros a D. Easton y J.W. Hardy que su libro Ética Promiscua (2013) escriben:

Los celos son una emoción que nace dentro de ti; ninguna persona ni ninguna conducta puede "hacerte" sentir celos. Te guste o no, la única persona que puede hacer que esos celos duelan menos o se vayan eres tú.

Los celos pueden ser una expresión de inseguridad, de miedo a la pérdida, de necesidad de recibir cariño o atención. Con frecuencia, y dadas las costumbres sociales, esperamos que todo eso: la seguridad, el amor, la atención, etc., sea cubierto por otra persona. Y es en este momento cuando empezamos a valorarnos en función del otro/a externo/a.

El camino es difícil, pero pero vale la pena recorrerlo. El trabajo de cada uno/a de nosotros/as es empezar a construirnos en base a nosotros/as mismos/as, al cariño que yo me doy, la atención que yo me presto y la forma en que yo me valoro. Si todo eso lo ponemos en otra persona, nuestro bienestar dejará de depender de nosotros/as. Así que presta atención... ¿qué te dicen tus celos?

#Celos #TerapiadePareja #Psicoterapia #DesarrolloPersonal

106 vistas
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

© 2016 por AyP Atención Psicológica y Psicoterapia